Acyc

Huelga del 2012

Anónimo

El sector hostelero español está podrido y gangrenado, debe ser amputado inmediatamente.

Era un 29 de marzo, un 29 de marzo del 2012 marcado como un día especial, era huelga general en España. Yo trabajaba de camarero en una cafetería de barrio cerca del Corte Ingles, bastante novato tengo que decir, porque llevaba muy poco en el gremio. Para mí era un día más de trabajo, ya que por orden del jefe a no ser que hubiera algún problema se trabajaría como un día normal.
 
Yo estaba en mi puesto, preparando y sirviendo desayunos un poco más tarde de lo normal y algo más apurado, ya que ese día la gente no estaba trabajando. Entre café y café que serví se comentaban entre los clientes <<están en el Corte Inglés haciendo un piquete>>  << ¡Ya es el momento de la foto! >>  comentaba con risas el acompañante.
 
En la televisión no se hablaba de otra cosa, la gran participación de la huelga, los piquetes, los enfrentamientos con la policía. La gente estaba muy cansada, una tasa de paro del casi 24%, jóvenes que no encontraban trabajo, despidos en masa, cierres de empresas. Otra palabra que no fuera ERE, subida de impuestos y recortes públicos no se escuchaba durante todos esos años en los medios de comunicación.
 
Yo ese día lo viví con esperanza, la esperanza de que todo mejoraría, que pronto la crisis terminará y todo volviera más o menos a una normalidad, pobre iluso… porque ya sabéis que sucedió los siguientes años.
 
Mientras trabajo me entra un grupo grande de personas, no recuerdo exactamente el número rondaba a las 10 personas, se sientan y les sirvo. Unos cafés, algo de bollería, pinchos… pagan y se marchan. Al poco un cliente habitual se acerca a la barra mientras yo seguía preparando cafés ¿Sabes quiénes eran? Eran los sindicalistas de UGT y CCOO, acaban de hacer el piquete en el Corte Inglés.
 
Yo enfurecí en mis adentros, pensé ¿Yo no soy trabajador? ¿No luchan por mí? 
Sentí tanto asco que me vi un sirviente de las elites. No entendí y sigo sin entender, si convocan una huelga general ¿Por qué motivos acuden a un local de hostelería? dicen que el desayuno es la comida más importante del día pero… ¿acaso hostelería es un mundo aparte? ¿no soy un obrero más? puede que a sus ojos así sea.
 
Mis adentros en ese momento me decían estas solo, que en mi trabajo no soy nadie y que aún a sabiendas de mi entorno las condiciones que
tenía miran para otro lado “hostelería es así”, en ese momento estaba trabajando sin asegurar por 30€ al día unas 10 horas diarias entre semana y 12 horas fines de semana, mientras unos sindicalistas salían por la puerta con la barriga llena y la foto para la prensa.
 
Algunos se preguntarán ¿de qué te puedes quejar si no estas afiliado? 
Pues lo estaba a UGT. Tenía la falsa esperanza de que al apoyar a un sindicato grande la presión sería más fuerte, pero gran error, una cuota trimestral de 39,75€ con su respectiva subida 40,50€ en plena crisis sanitaría, que fue directamente a los bolsillos de los vende obreros, mientras yo cobraba exactamente 344,71€ del ERTE del primer confinamiento, ya que estaba asegurado 20 horas y realizaba muchas más en negro y  obviamente el ERTE fue en función de lo que cotizaba.
 
Durante todo este tiempo, desde esa “gran huelga general” UGT FeSMC al que pertenecía, no hizo absolutamente nada para solucionar la precariedad y explotación que existe en la hostelería, pero también digo lo mismo de los demás sindicatos. Convenios sin cumplir y
caducados, festividades no abonadas, jornadas maratonianas y sin tan siquiera respetar los descansos entre jornadas de 12 horas, de ahí que
me desafiliara y cambiarme de sindicato, uno que consideré que quiere cambiar esta situación, viendo diversas acciones que realizaron, puede
que fueran pequeñas, pero estoy muy orgullosas de ellas, son el Everest en comparación a lo que hacen los sindicatos mayoritarios.
 
Estamos a 2022 y la situación es hostelería sigue igual, mismas trampas, mismos salarios y mismo horario. Lo única medida que se tomó en casi 10 años desde esa huelga general fue en el 2019, el gran y magistral real decreto del control de la jornada laboral, un papel en la que el trabajador debe de registrar su jornada laboral y firmar todo esto permitido a bolígrafo. Como se puede apreciar todo muy moderno, tecnológico y 100% seguro ante fraudes. Creo que en un futuro, este real decreto va a ser estudiado en los libros de historia poniendo al nivel de la huelga de la canadiense, porque os voy a explicar como se esta aplicando este real decreto revolucionario.
 
Desde que se implanto esa medida, pasé por un restaurante y dos bares.
En el restaurante venía esa hoja grapada junto a la nómina y a ordenador, las horas ya marcadas perfectamente, se la daba la asesoría a mi jefe, solo tenía que firmar y todo solucionado.
 
En el segundo bar que estuve cuando entraba el jefe venía con la hoja y me decía pon esta hora y cuando acababa mi jornada me decía pon esta
hora y firma, todo bajo su mirada y que no correspondía a la jornada que hice, todo muy legal y sin presión como podéis apreciar.
 
En el último bar me dijeron toma el control de firmas vete poniendo entrada y salida, y así hice, mi entrada, salida y mi firma. Unos 4 meses después entro por la puerta y me lleva el jefe al almacén ¿Qué es esto? yo le dije, pues el control de horarios. Enfadado me los rompe delante mía y después de una bronca descomunal y dando mucho hincapié en el lio que le podía meter, me da unas nuevas «cuando marches quiero que lo pongas bien». Y ahí estuve más de media hora, con el calendario del móvil haciendo cálculos como el de la película una mente maravillosa para que cuadrara según exigía mi jefe, 20 horas semanales con 2 días de descanso y mirando si era festivo o no.
Después de eso nos dio un bolígrafo borrable para fichar, creo que le fastidio mucho romper 4 folios y debió de exigir alguna ayuda por ello.
 
Como podéis apreciar el real decreto ha conseguido acabar contra la precariedad laboral respecto a las jornadas de trabajo.
 
¿Cuál es mi opinión como trabajador de hostelería?
 
Que todo está sumamente podrido, gangrenado… y debe de ser amputado cuanto antes. Sindicatos mayoritarios y medianos, patronales, tanto
las antiguas como las nuevas que se hacen llamar “familia” o “clase obrera” que han surgido durante la pandemia y se quieres subir al carro, estas, apoyadas por partidos. Partidos políticos de cualquier color que solo miran para sus intereses y no por los de la ciudadanía que les eligió, estos quieren enfrentarnos entre nosotros para ganar más adeptos y a la vez tenernos distraídos de lo que hacen, seguir enriqueciéndose ellos y sus amigos que cito más arriba, mejorando sus intereses personales y dejando tirado al pueblo. Quieres aferrarse a los puestos que los asignan y que en consecuencia nosotros les asignamos también, para seguir viviendo si se me permite decir ¡DE PUTA MADRE!  a costa de nosotros, trabajando como esclavos, sacrificando nuestra salud y familia y sin rechistar que «la cosa esta muy jodida».
 
Igual no opinas lo mismo que yo y lo respeto, a mi me gusta ver los demás puntos de vista y poder sacar mis propias conclusiones y por ello me anime a escribir esto, pero antes de que marches me gustaría hacer unas preguntas reflexivas.
 
¿Desde el 2012 que han echo sindicato y políticos para solucionar esta situación de precariedad? las patronales no las cito porque solo van a
mirar por sus intereses empresariales obviamente.
 
Si el cocinero que te hace el desayuno y el camarero que te lo sirve también te dan la cena ¿Estarán cobrando y cotizando todas esas horas que están en el trabajo?
 
Y la última pregunta que me gustaría hacerte. Si el camarero le dice a tu hijo el día de reyes ¡que juguete más chulo te dieron los reyes magos! mientras comes el aperitivo que te dieron con la consumición ¿este camarero y cocinero se lo pudo decir a sus hijos ese día?
¿Estarán cobrando la festividad que les corresponden?
 
Yo sinceramente lo único que quiero y deseo, es que todos trabajemos para vivir, tener y dar un futuro mejor a nuestros hijos, no que vivamos para trabajar y en consecuencia nuestro hijos vivan para dar ese futuro a nuestros jefes y a toda esa calaña parasitaría.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: