Acyc

El timo del prorrateo

Las pagas extraordinarias, las grandes desconocidas de la hostelería.  Desconocidas por no poder disfrutar de ellas, no por no cobrarlas. 

Pero… ¿Realmente son «pagas extraordinarias» las «pagas extraordinarias» que vemos en nuestras nóminas?

En este artículo vamos a intentar descifrarlo y explicarlo.

Empecemos por el principio. Como bien dice el Estatuto de los Trabajadores, para que la empresa pueda prorratear las gratificaciones extras en la nómina, estas, deben estar negociadas, y acordadas de tal manera, en el Convenio Colectivo de cada Provincia.

El hecho de que en el Convenio no aparezca un acuerdo explícito, no es motivación suficiente para el prorrateo, ya que «la no aparición de una negociación», no da vía libre a patronal, empresa o empresarios a un libre albedrío. Como ejemplo podríamos poner el Convenio de A Coruña y Álava. En el Convenio de la provincia gallega, explícitamente se acuerda que «las pagas extraordinarias, podrán prorratearse a elección de la empresa». Por el contrario, la provincia alavesa, no menciona el modo en que se han de abonar dichas gratificaciones, lo que hace que, dichas pagas, han de abonarse en las fechas que por defecto vienen estipuladas por ley, esto es, una paga extraordinaria en verano y otra en el mes de Diciembre.

¿Qué hacen los empresarios y cuáles son sus normas no escritas?

Pues en esta Patria nuestra, llamada España, los empresarios son extremadamente listos e inteligentes para lo que quieren, sobre todo para lo que les beneficiará, y todos en general, prorratean en nómina las pagas extraordinarias. Para cubrirse sus anchas espaldas, ordenan todos sus chanchullos a sus asesores, que no dejan de ser sus cómplices, los cuáles, se lavan las manos cual Poncio Pilatos del siglo XXI, y estos acatan las órdenes de sus pagadores. Como ya hemos dicho en el artículo de las horas nocturnas, los trabajadores, somos dóciles, pero no por ello somos imbéciles y nos damos cuenta de las cosas, pagarán por todo lo que llevan haciéndonos durante décadas. Volviendo al tema…

Podría parecer que los empresarios actúan dentro de los convenios, en lo que respecta al prorrateo de las pagas extras, ya que en el contrato de trabajo, anexan una cláusula que dice «las pagas extraordinarias se prorratearán». 

¿Esto es legal?

SI Y NO.

¿Cómo? 

Pues como lo leéis. Y ahora vamos a entrar en la materia verdaderamente interesante.

Sí puede prorratearse:

  • En el Convenio Colectivo de vuestra provincia está negociado el prorrateo.
  • Existe acuerdo, firmado, entre representación legal de los trabajadores, delegado de personal o trabajador/es y empresa/empresario.

No puede prorratearse:

  • En el Convenio Colectivo de vuestra provincia no está negociado el prorrateo.
  • No existe acuerdo, firmado, entre representación legal de los trabajadores, delegado de personal o trabajador/es y empresa/empresario.
  • El empresario, unilateralmente, decide prorratear las pagas extraordinarias.

¿Qué significa éste último punto?

Sencillo, es lo que hacen el 99% de los hosteleros de las provincias donde, el prorrateo, no está permitido. La forma de hacerlo es sencilla, en el contrato, añaden la cláusula «las pagas extraordinarias serán prorrateadas», lo cual, aunque legal, no está permitido en las provincias donde no está negociado, ya que para añadir dicha cláusula, deberían negociarlo con el trabajador directamente o, en su defecto, con el comité de empresa o representante legal de los trabajadores.

Evitar esto es complicado, ya que empresarios y asesorías/gestorías van de la mano con los engaños a los trabajadores de la hostelería, por mucho que los asesores digan lo contrario, pero, existe jurisprudencia en lo que respecta al prorrateo de las pagas y en eso nos basamos. No pueden, no deben prorratear las pagas extras allí donde no está negociado. Y es que, compañeras y compañeros, sólo está permitido por Convenio en las siguientes provincias/comunidades autónomas:

  • A CORUÑA
  • GUIPÚZCOA
  • MÁLAGA (Restaurantes)
  • NAVARRA
  • VALENCIA
Por otro lado, existen provincias que o bien no lo han negociado, o deben pactarlo entre empresa y trabajadores o representación legal de los mismos. En el primer caso, no negociado, tenemos las provincias/comunidades autónomas de:
 
  • ÁLAVA
  • ALBACETE
  • ALMERÍA (Puede prorratearse paga de Abril)
  • ASTURIAS
  • ÁVILA
  • BADAJOZ (Puede prorratearse paga de Octubre)
  • BURGOS
  • CÁCERES
  • CANTABRIA
  • CASTELLÓN (Sólo se prorrateará la paga de beneficios)
  • CEUTA (Podrá prorratearse la paga de beneficios, Octubre)
  • CIUDAD REAL
  • CÓRDOBA
  • GRANADA
  • GUADALAJARA
  • HUELVA
  • HUESCA
  • JAÉN
  • LA RIOJA
  • LAS PALMAS
  • LEÓN
  • LUGO
  • MADRID
  • MURCIA
  • ORENSE
  • PALENCIA
  • PONTEVEDRA
  • SEGOVIA
  • SORIA
  • TERUEL
  • VALLADOLID
  • VIZCAYA
  • ZAMORA
Las provincias/comunidades autónomas, en las que la empresa deberá negociar con trabajadores o representación legal son:
 
  • ALICANTE
  • ISLAS BALEARES
  • CÁDIZ
  • CATALUÑA (Barcelona, Girona, Tarragona)
  • CUENCA
  • LLEIDA
  • MÁLAGA
  • MELILLA
  • SEVILLA
  • TENERIFE
  • TOLEDO
  • ZARAGOZA
Como veis y muchos estaréis comprobando ahora mismo en vuestros contratos y nóminas, os estarán prorrateando las pagas extraordinarias sin estar estas, negociadas, presumiblemente, en vuestro Convenio Colectivo. Si estáis dentro del segundo y tercer grupo, debéis saber que podéis «recuperar» el dinero de esas pagas que os han prorrateado.
 
Por otro lado, el problema del prorrateo, suele venir, no por el prorrateo en sí, sino porque suelen utilizarlo como «complemento» del sueldo real. Esto significa que, si el sueldo anual del trabajador en 14 pagas, debiera ser de 18.000€ (por ejemplo), al prorratear las pagas extras en las doce mensualidades, la gran mayoría de trabajadores, pasan a cobrar muchísimo menos.
 
¿Cómo hacen eso?
 
Sencillo. Vamos a poner un ejemplo, a vuela pluma y en un lenguaje sencillo para que todos puedan entenderlo, sin muchos cálculos extraños, retenciones, etc. 
 
Supongamos que un camarero/cocinero, cobrase mensualmente 1300€ netos. Este sueldo, multiplicado por 14 pagas, sería 18.200€.
Ahora bien, cuando un empresario listillo, de los que tenemos en España, te hace la entrevista de trabajo, suele ofrecerte, «sueldo por convenio», y digamos que, te ofrece esos 1300€. Lo que ocurre, es que «te endosa» una cláusula en el contrato que dice lo que te contamos un poco más arriba, «las pagas se prorratearán…». Llegado el día de cobro, efectivamente, tu nómina, en el concepto líquido a percibir, son, más o menos 1300€, pero, tenemos en los devengos, el concepto, prorrateo pagas extras, que puede venir desglosado como paga verano y paga Navidad.
 
¡SORPRESA!
Tu sueldo anual, ha menguado, pues ya no tienes 14 pagas, sino 12, de hecho, muchos han pasado de 15 a 12 pagas anuales. Y si debías cobrar dentro de ese año natural 18.200€, has pasado a cobrar 15.600€. A este montante, por supuesto, debes añadir todo lo que te roban en horas extras, nocturnas, festivos, descansos… trabajados y no abonados.
 
Esa rebaja nominal, corresponde, como hemos dicho, porque el equipazo que surge de la unión entre hosteleros y gestores/asesores, han complementado con el prorrateo tu sueldo. Lo que hacen es, rebajar tu sueldo hasta que, con las pagas extras, sume el total que te han ofrecido.
 
A fin de cuentas, vivimos en el país donde nació el Lazarillo de Tormes, no podíamos esperar menos.
 
 
 

 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: